Asociación de Amigos del Museo del Ejército de Madrid

LA VERDAD DE UN DESAFORTUNADO CIERRE

Hace un año del Expolio del Museo del Ejército

Con motivo del aniversario de la creación de esta página web, y de la conferencia que tuvo lugar en el Ateneo de Madrid con el título del Expolio del Museo del Ejército, os dejamos con el siguiente poema leído en tal acto.

Érase un Museo del Ejercito
en Madrid
¡Un Museo con sosiego!
¡Necesario!
¡Sin tormento!
¡Inmenso!

Tenía
Tanta historia Española
¿Qué sucedió?
Una mano tirana,
una noche
lo alzó,
llena de envidia,
en un cielo turbio,
de la dormida Villa.

Madrid, lo había alimentado
Él y de Ciencias Naturales,
los Museos suyos, más antiguos,
creados con un señorío honrado.

Nunca quiso peregrinar
a Toledo
donde nunca fue llamado,
pero el capricho,
de unos políticos
funestos,
de crear otro Museo lejano,
con muchas facturas y denuedo

¡Sin todavía inaugurarlo!
¡Deambulando!
en cientos de cajas
de contenidos inciertos,
con lazos,
a una
llamada que derrama,
lejanía y villanía.

¿Qué destino incierto?
La figura se llama
restituir el Museo
a Madrid.
Ha sido la intención
de la Asociación
que así se formó,
para no su desaparición.

¡Museo!
Eras deseado y temido
por haber nacido
en la villa encendida
y, esplendida

No bien mirado,
mal considerado,
por algunos políticos,
llenos de caprichos,
de malos hechos,
por nosotros padecidos.

¿No se puede negar?
Nos dejaron el Museo
a oscuras,
de mirar

¡Tanta hermosura!
la historia militar de España,
llena de inmensa galanura.

¡El Museo!
les molestaba,
que estuviera
atado de poderío,
en la cercanía
de otros orgullosos
que la eternidad
viera.

¡Implacables!
¡Prado!
¡Thyssen!
¡Reina Sofía!
¡Jardín Botánico!
¡Museo Naval!
Compartir
encuentros dichosos
con
la Cibeles y Neptuno
de guardia permanente,
a los siempre respirando
¡Millones de seres visitando!

¡Único en el mundo!
Él del Ejercito por su valor,
con tanto esplendor
alrededor.

¡Madrid! Capital del Reino
Te llaman por ahora
Trémula de jardines
¡Te han expoliado!
nuestro Museo Madrileño
del Retiro cercano.

Ahora, ya no eres
especial de enojos
¿Porqué?
Te han quitado
parte de tus ojos,
¿El responsable
no está absuelto?
¿Queremos por ello?
¡El Museo devuelto!

¡Pesares!
serían placeres,
sí retornaras
en fechas señaladas,
para pisar tu alfombra,
rodeada de banderas
y armaduras,
sendas de embeleso,
que ahora es fatal sombra.

¿Quién podrá restituirlo
para difundirlo
sin ninguna destrucción,
con mucha emoción?
¡Bajo la calma!
que tiene su esclarecida alma,
que su vuelta reclama.

De una expoliación,
por acción u omisión
de perdida o destrucción
del
Patrimonio Histórico Español

Juan Manuel Gracia Menocal
Leída el 18 de Enero 2010
en el Ateneo de Madrid
en la Conferencia titulada
Expolio al Museo del Ejercito de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en enero 16, 2011 por en Acciones de la Asociación, Cartas de Amigos del Museo, Recuerdos y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: