El 2 de Mayo de 1808 y el Museo del Ejército de Madrid por don José Durán Moreno (Parte 3)

Continuación del artículo “El 2 de Mayo de 1808 y el Museo del Ejército de Madrid” publicado en la revista Comunidad Madrileña en mayo de 2004. La primera parte de este artículo se puede consultar pinchando aquí.

Hoy se levanta un monumento a los Héroes de la Independencia del arquitecto D. Isidoro Velázquez, que fue inaugurado en 1840, en donde descansan los restos de los anónimos patriotas de esa gloriosa gesta junto con los de los capitanes Daoíz y Velarde y del teniente Ruiz en la plaza de la Lealtad (en donde fueron fusilados muchos mártires de la independencia española en 1808) junto al Paseo del Prado. En uno de los frentes del citado monumento se halla una lápida que dice: “Las cenizas de las víctimas del Dos de Mayo de 1808 descansan en este campo de la lealtad, regado con su sangre. ¡Honor eterno al patriotismo!”. En otro frente se lee la inscripción: “A los mártires de la Independencia española, la Nación agradecida. Concluido por la muy heroica Villa de Madrid en el año MDCCCXL”.

Las primitivas urnas funerarias de los Capitanes Daoís y Velarde y algunos de los cañones que tomaron parte en la defensa del Parque de Artillería de Monteleón y del Museo pueden contemplarse hoy en el actual Museo del Ejército de Madrid junto a otros recuerdos de los héroes de la Guerra de la Independencia.

Hemos querido resaltar esta gloriosa gesta del dos de Mayo para tratar de concienciar a nuestras autoridades, tanto del Gobierno de la Nación como de la Comunidad para que recapaciten sobre el descabellado proyecto sin fundamento legal, científico, histórico o cultural que supondría privar a la capital de España de este magnífico museo en el caso hipotético de su traslado a Toledo.

La Comunidad de Madrid ha hecho de esta fecha su Día de la Comunidad y los madrileños la conmemoramos y recordamos como una fecha muy nuestra.

Contra el proyecto de traslado del Museo del Ejército se han opuesto entre otros, La Real Academia de la Historia, La Española y otras Reales Academias, Institutos e Instituciones, personalidades, la Federación de Municipios de Madrid que representa a los 179 Ayuntamientos de la Comunidad, así como los miles de personas que con sus firmas apoyan la permanencia en Madrid del Real Museo Militar hoy Museo del Ejército.

Esperamos por el bien y la responsabilidad en la conservación de nuestro Patrimonio Histórico, los madrileños y todos los españoles, podamos seguir visitando en Madrid el Museo del Ejército que por el valor de sus colecciones está catalogado como uno de los mejores del mundo.

 

 

El 2 de Mayo de 1808 y el Museo del Ejército de Madrid por don José Durán Moreno (Parte 2)

Continuación del artículo “El 2 de Mayo de 1808 y el Museo del Ejército de Madrid” publicado en la revista Comunidad Madrileña en mayo de 2004. La primera parte de este artículo se puede consultar pinchando aquí.

La parte del edificio donde estuvo instalado el museo fue asaltada por los soldados del Mariscal Murat. Cuando entraron en el Parque de Artillería la matanza fue total, pasando a cuchillo a todos los supervivientes y saqueando las colecciones del Museo. Era como si quisieran borrar un pasado glorioso, sin darse cuenta de que el pueblo español estaba escribiendo, con esta gesta, una de las más gloriosas páginas de nuestra Historia. Si los cuarteles o dependencias militares contaran con “Hojas de Servicios”, debería figurar en la primera hoja ésta del Museo del Ejército con la inscripción de “Valor Heroico”, por su vinculación en la defensa del Parque de Artillería y del pueblo de Madrid en la memorable gesta del Dos de Mayo de 1808.

El hecho de que el Real Museo Militar entrara en combate es único en la Historia Militar del Mundo.

¿Cómo vamos a poder olvidar a los militares y empleados del museo, que murieron en el combate, o fueron pasados a cuchillo por los franceses y que dieron generosamente su vida por la libertad y la defensa de la Patria? Tampoco debemos olvidar a aquellos hombres, mujeres y niños que acudieron a la defensa del Parque, entre ellos a Clara del Rey, Manuela Malasaña, Benita Pastrana, Ramona García Sanchez, Ángela Fernández y a un cadete de la Segunda Compañía del Tercer Batallón de Voluntarios de Estado Juan Vázquez y Afán de Rivera, de doce años de edad, Alfonso Esperanza Reluz de once años y tantos otros que harían esta lista interminable.

Existe un bello monumento “Al pueblo de Madrid del Dos de Mayo” de Aniceto Marinas al principio de la calle Ferraz, frente a la Iglesia de los Carmelitas.

La noche del 2 al 3 de Mayo de 1808, fue de terror en Madrid, no cesando los fusilamientos tanto en la Montaña del Príncipe Pío, que ha sido fielmente recogido por Goya en su célebre cuadro “Los fusilamientos en la Montaña del Príncipe Pío el Dos de Mayo”, del Museo del Prado de Madrid, como en las tapias del Retiro (existe un cuadro en la Iglesia de Jesús de Medinaceli que puede representar estos fusilamientos) pero la orden del Mariscal Murat era la de fusilar a todo ciudadano del que se sospechase había tomado parte en la revuelta.

El parte del día 3 de Mayo de 1808 del Comandante de las Fuerzas al Capitán General de Madrid informándole de la toma del Parque de Artillería de Monteleón es el siguiente: “Las tropas francesas se han apoderado de la Artillería, almadenes, Museo y la caja de caudales…”

(Continuará en la parte 3)

El 2 de Mayo de 1808 y el Museo del Ejército de Madrid por don José Durán Moreno (Parte 1)

Con motivo del 2 de mayo, transcribimos a continuación el artículo aparecido en la Revista Comunidad Madrileña de mayo del 2004, escrito por don José Durán Moreno.

Por la longitud del mismo, vamos a dividirlo en varias partes. Esta es la primera parte y en los próximos días se irá

n publicando las demás.

El Real Museo Militar de Artillería, hoy denominado Museo del Ejército, fue el primer museo que abrió sus puertas al público siendo conocido por los ciudadanos como “El Museo de Madrid”. Su fundación se debe al Príncipe de la Paz, Don Manuel Godoy, Director de los cuerpos de Artillería e Ingenieros, que así lo dispuso por una Real Orden del 29 de Marzo de 1803, hace ahora más de 200 años. Le fue confiada su creación al Real Cuerpo de Artillería siendo su primer Director el Teniente Coronel Don Juan José de Ordovás.

El lugar elegido para albergar el Real Museo Militar fue la llamada Casa Palacio de Monteleón, que fue entregada al Cuerpo de Artillería en Septiembre de 1802 para instalar el parque de Artillería, el Museo Militar y el Acuartelamiento de la tropa de artillería de la plaza de Madrid. La planta baja se destinó al Parque de Artillería, y la principal se asignó al Museo, con entradas independientes para cada establecimiento.

El dos de Mayo de 1808 se produjo el levantamiento del pueblo de Madrid contra las tropas imperiales francesas. Este levantamiento comenzó frente al Palacio de Oriente cuando se intentó el traslado a Bayona del infante D. Francisco de Paula, en la Puerta del Sol, donde se produjo la famosa carga de los “mamelucos”, así como en otros puntos de Madrid (calle Carretas, plaza de Santiago, etc).

En esta acción cobró una fuerte relevancia el Real Museo Militar por encontrarse allí también el parque de Artillería en donde se organizó la defensa de ambos. Tomaron parte activa el Capitán Jefe del Parque de Artillería Don Luis de Daoíz y Torres y el también Capitán de Artillería Don Pedro Velarde y Santiyán, junto con el Teniente del Regimiento de Voluntarios de Infantería Don Jacinto Ruiz y Mendoza, que desobedecieron las órdenes que recibieron del Ministro de la Guerra D. Gonzalo O’Farril y del Capitán General de Madrid, D. Francisco Javier Negrete, que les ordenaba “..se debía acoger a las tropas francesas como nuestros mejores amigos…”

Haremos una breve semblanza de los tres héroes citados:

El capitán Daoíz, fue un gran matemático, científico y versado en lenguas, que participó anteriormente en la defensa de Orán y de Ceuta contra los moros, campaña del Rosellón contra los franceses y defensa de Cádiz contra los ingleses, destacando por su valor y su experiencia en todas las acciones en las que tomó parte.

El capitán Velarde participó en la guerra contra Portugal, y fue profesor del Real Colegio de Artillería con esta graduación. En 1808, fue secretario de la Junta Superior Económica del cuerpo de Artillería, rechazó la propuesta que le hiciera el Mariscal Murat de nombrarle su ayudante, y el Dos de Mayo se lanzó a la calle con 40 hombres a sus órdenes y se dirigió hacia el Parque de Artillería de Monteleón. Es él quién convenció al Capitán Jefe del Parque Don Luis Daoíz para la defensa y levantamiento contra las fuerzas francesas.

El teniente Ruiz, defendió la puerta del Arco de Monteleón en la jornada del 2 de Mayo y fue en esta acción contra el invasor cuando al caer sus compañeros los Capitanes Daoíz y Velarde, tomó el mando de las fuerzas y se opuso a los deseos del capitán Goicoechea de entregar el Parque de Artillería y el Museo a los franceses, batiéndose con arrojo hasta caer herido de gravedad. Pudo ser trasladado a Trujillo (Cáceres) aunque falleció a los pocos meses a causa de las heridas recibidas.

El Real Museo Militar en aquella gloriosa jornada del Dos de Mayo de 1808, se convirtió en protagonista al unirse sus empleados a los militares del Parque de Artillería y entregar armas a los civiles, utilizando las ventanas del mismo para disparar desde ellas al enemigo y sacando algunos de sus cañones para su defensa y la del Parque. Aquel día dejaría de ser Museo para convertirse en una unidad de combate que cambiaría radicalmente la Historia de Madrid, así como la Historia Moderna de España.

(Continuará en la parte 2)